Inicio » Viajar a India » Las 4 leyes de la espiritualidad hindú

Las 4 leyes de la espiritualidad hindú

A través de 4 leyes de la espiritualidad de la cultura hindú, podemos empezar a hacernos conscientes para convertirnos en una mejor persona y evolucionar de manera correcta como ser humano.

1era ley de la espiritualidad

“La persona que llega es la persona correcta”

Todas y cada una de las personas que aparecen en nuestra vida no llegan porque sí, no aparecen por casualidad, todo tiene una causa. Todas las personas de nuestro entorno, que se relacionan de una u otra manera con nosotros, están aquí por una razón, para enseñarnos y hacernos avanzar en las situaciones que se nos presentan en la vida.

Y de hecho, no solo las personas buenas, con las que conectamos y que nos tratan bien nos aportan algo, sino que, incluso las personas malas y que nos hacen daño, están ahí para en enseñarnos algo sobre nosotros mismos o sobre la vida, la mayoría del tiempo de manera incosnciente.

Nuestra evolución espiritual para llegar a la iluminación, al cielo, al nirvana o como quieras llmarlo, depende de como afrontamos nuestras relaciones con los demás, unos para nosotros serán una gran luz en medio de la oscuridad que nos guiaran por el camino correcto, y otros quizás nos enseñen los caminos oscuros por los que no deberíamos transitar, pero que de igual manera, al recorremos aprendemos.

Debemos hacernos conscientes de que es lo que puedo tomar y aprender de cada persona que pasa por nuestra vida, ya que somos una suma de los aprendizajes que adquirios de esas personas, y que la final conformaran nuestro.

Veamos a cada persona con la que intercabiamos energía como un maestro de vida, nunca dejemos de aprender. Cada persona que pasa por nuestra vida es única, por lo que nos llevaremos algo de ellas, y ellas también se llevaran mucho o poco de nosotros, pero eso sí, no habrá quien no deja nada.

Cada situación tendrá una aprendizaje, que costará asumir pero que con el tiempo, sabremos agradecer las enseñanzas a través de cosas negativas o positivas, porque TODAS SUMAN y ESTÁN AHÍ POR ALGO.

Dos almas no se encuentar por casualidad – Jorge Luis Borges

1er ley de la espiritualidad hindú

2da ley de la espiritualidad

Lo que sucede es la única cosa que podía hacer sucedido

Nada de lo que sucede en nuestras vidas podría hacer ocurrido de otra manera, ni siquiera la cosa más pequeña e insignificante, todo fluye de esa manera porque así debía ser, lo que ocurrío paso apra obtener un aprendizaje, paa obtener una leción y continuar con nuestro camino espiritual y crecer como seres humanos y como almas o seres espirituales.

Aunque nos cueste creerlo todas las situaciones que nos pasan o que nos toca vivir son perfectas, no hay ningún “error en la matriz”, y al ser de esa manera aportan un gran crecimiento de nuestro interior, no importa si nos resistimos y nuestro poderoso ego pelea para hacernos creer lo contrario y para no aceptar lo que nos pasa, por al final, el crecimiento se hará mucho más difícil y las situaciones “incómodas” o malas seguiran apareciendo hasta que las aceptemos y aprendamos de ellas.

Debemos apartar de nuestra cabeza el tipo de pensamientos que nos limitan y que nos muestran otras opciones que, a priori, pueden parecer las mejores, pero que en realidad son restrcitivas para nuestro desarrollo espiritual y personal; por lo que debemos hacernos conscientes que lo que pasó o lo que hicimos era lo necesario, ya sea que haya sido un acierto o un error, aunque, como dije, en este caso no hay errores, PORQUE TODO LO QUE PASA, PASA POR ALGO Y ESO ES LO QUE CORRECTO.

Lo único que hay que hacer a partir de todo lo que ha pasado es agradecer las enseñanzas ya sea a Dios, al universo o a quien tú desees. Todo ese aprendizaje es sumamanete necesario y reflexionar sobre lo que la vida quería que aprendieramos y que integraramos a nuestro día a día.

Todo lo sucedido fue perfecto.

Las 4 leyes de la espiritualidad hindú

3era ley de la espiritualidad

En cualquier momento que comience es el momento correcto.

Los hechos y acciones que llevamos a cabo empiezan en el momento de justo, ni antes ni después. De hecho, cuando estamos preparados de que algo nuevo comience en nuestras vidas justo en ese momento comenzará.

Tenemos que dejar de pensar en lo que pudimos hacer y no hicimos, por que como comentábamos en la 2da ley, eso sucedió en ese momento porque tenía que ser de esa manera y era lo correcto.

Debemos mantener la certeza y humildad de saber que todo ocurrió en el instante que debía ocurrir, y que empezó cuando debía empezar, y que no hay manera de haber podido cambiar eso de ningún modo, más bien, estar conscientes del gran paso que estamos haciendo al esperar el momento que Dios, que el universo o que la vida, nos pone en el momento que crean necesario, ayudará a nuestra alma y también a nuestra paciencia, y a la larga nos daremos cuenta que todo tenía la razón correcta de ser.

Mientras ocurre el inicio de algo, disfrutemos el momento presente, aceptemos y silenciemos la mente de ruidos externos, para así aceptar todo lo que se es atribuido durante toda nuestra vida.

3era ley de la espiritualidad hindú

4ta ley de la espiritualidad

Cuando algo termina, termina.

Si algo termina en nuestra vida es para permitir impulsar nuestra evolución, por lo que es muy importante no mirar atrás, avanzar y seguir adelante a pesar del dolor, pero con experiencias aprendidas. No debemos alargar algo que ya muy internamente sabemos que debe terminar, ya que por esta razón estamos deteniendo nuestra vida, aunque no parezca, seguir adelante evitará el sufrimiento que obtendremos si paramos algo, será difícil pero es sumamente más sano y efectivo.

También debemos tener en cuenta que no todo lo que parezca final, es necesariamente un final, nos daremos cuenta de eso a través de si más adelante eso vuelve a nuestra vida, por lo que en teoría, la vida solo te estaba dando una pausa, las cuales también son muy necesarias e importantes.

Las 4 leyes de la espiritualidad hindú

En conclusión podemos decir que:

  1. Cada persona que llega a nuestra vida, ya sea mala o buena, es la correcta.
  2. Lo que sucede es lo único que pudo haber sucedió, nos guste o no.
  3. Todo comienza cuando debe comenzar, no cuando queremos (o en ocasiones sí, depende de lo que la vida quiera para nosotros)
  4. Si algo terminó es porque debía hacerlo, no hay que darle más largas a ese asunto porque sino nosotros nos estancamos.

Debemos tratar de siempre tener en nuestra mente estas leyes para que nuestra vida se vuelva más coherente y propicia para alcanza la felicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *