Inicio » Viajar a Japón » Viajar a Japón: tierra de contrastes

Viajar a Japón: tierra de contrastes

Viajar a Japón: tierra de contrastes

Una opción muy atractiva a la hora de conocer sitios lejanos y misterios, repleto de contrastes, es viajar a Japón: El Imperio del Sol, donde el exotismo, el misterio y la sorpresa son una constante. La primera vez que se visita el país nipón, es una sorpresa que no se olvida nunca, por lo que prepárate para disfrutar un viaje inolvidable y placentero.

Un destino geek ideal para jóvenes y adultos

Tokio es un destino geek por excelencia y Kioto deslumbra a los amantes de la naturaleza, la tradición nipona sorprende y deja sin aliento a los místicos con la belleza y majestuosidad de los templos sintoístas y los templos budistas que se encuentran por toda la ciudad.

Viajar a Japón: tierra de contrastes

Uno de los países más fascinantes de la tierra ofrece múltiples contrastes, sobre todoes alucinante visitar Japón en invierno por suinfinidad de sitios de interés turístico, por lo quees imprescindible organizar un itinerario de acuerdo a la disponibilidad de días, los gustos del turista y el presupuesto de que dispone.

Viajar a Japón: tierra de contrastes

Japón en invierno

El Festival anual del Hielo y las copiosas nevadas son un espectáculo inolvidable en los inviernos japoneses, que atraen a miles de turistas de todo el mundo a ver exhibiciones de luz y deslumbrantes iluminaciones y muestras de esculturas que colman las ciudades.

Viajar a Japón: tierra de contrastes

Otros prefieren visitar Japón en primavera para ver la floración de los cerezos, un espectáculo único en el mundo, que solo es comparado con los maravillosos paisajes invernales, cuando el blanco de la nieve se apodera de las retinas.

Las zonas costeras del sur de Japón que dan al Océano Pacífico se caracterizan por un clima más templado, aunque siempre es probable que los copos de nieve no se hagan esperar. Desde comienzos de diciembre hasta finalizar febrero es posible disfrutar del invierno nipón.

El estanque azul de Biei

Viajar a Japón: tierra de contrastes

El estanque azul en la hermosa ciudad de Biei, que forma parte de la prefectura japonesa de Hokkaido, es un espectáculo de un azul turquesa impresionante, escondido dentro de un bosque denso y misterioso. El estanque parece una laguna y fue creado por unas excavaciones que evitaron que deslizamientos de tierra provocados por las erupciones del volcán del Monte Tokachi llegaran a las ciudades cercanas y el foso que quedo como resultado se llenó de agua, dando como resultado este maravilloso estanque con todos los tonos de azul que se pueden encontrar en el espectro.

 El invierno es ideal para verlo, pues el contraste de la nieve impoluta con los azules del estanque es un espectáculo que jamás se puede olvidar.

Tokio y sus espectaculares calles comerciales

Lo primero hay que visitar es Tokio, su capital. Se trata de las ciudades más pobladas del mundo y la principal metrópoli del país, con más de 13 millones de habitantes. Además de contar con algunas de las calles comerciales más espectaculares tanto de Asia como del mundo entero, en Tokio podrá realizar un tour por el Japón clásico, a través de las calles de su barrio antiguo, donde se encuentran la mayor parte de los monumentos de la ciudad. Los numerosos templos, entre los que se encuentra el Palacio Imperial “Kokyo” deben formar parte de su tour.

Viajar a Japón: tierra de contrastes

Kioto: el Japón de los grandes emperadores

La hermosa ciudad de Kioto fue la capital del país durante más de mil años y cuenta aún con lugares de interés del Japón de los grandes emperadores. Conserva más de 2.000 santuarios y templos, entre los que sobresale el Pabellón Dorado, que de su nombre a su exterior recubierto de oro. Tampoco puede perderse su interior, en el que se encuentran numerosas reliquias de Buda.

Viajar a Japón: tierra de contrastes

Geishas y maikos en Gion

Además, en el Distrito de Gion encontrará uno de los lugares turísticos de Japón que no podrá dejar de visitar. En el encontrará verdaderos barrios de geishas –artistas tradicionales japonesas-, donde se conservan las típicas casas de té en las que trabajan geishas y maikos  o aprendices de geisha.

Viajar a Japón: tierra de contrastes

Hacer turismo en Japón también significa también acercarse hasta el Valle del Infierno, que debe su nombre a los cientos de piscinas termales –fruto de la actividad volcánica de la zona- que hay, y desde el que podrá disfrutar de las bellas vistas del Monte Fuji.

Viajar a Japón: tierra de contrastes

Monte Koya

Es el centro espiritual más importante del budismo Shingon, una de las principales escuelas de budismo en Japón fundada hace más de 1.200 años. El monte se encuentra en la prefectura de Wakayama, Osaka. Alrededor del Monte Koya se han edificado más de 100 templos. La mayoría de ellos ofrece alojamiento a los visitantes. Además, puedes tener la experiencia de conocer cómo es el estilo de vida de un monje.

Viajar a Japón: tierra de contrastes

Para llegar a la cima del monte koya se puede ir en ferrocarril de la estación Namba (en Osaka), hasta la estación de Gokurakubashi (que está en la base de la montaña). Luego, subes a un funicular que tarda, aproximadamente, 5 minutos de recorrido hasta tu destino.

Isla Shikoku

Es la isla más pequeña y menos poblada de Japón. Se conecta con la isla de Honshu, la isla más grande y poblada del mismo país, a través de 2 puentes. Para muchas personas Ir a la Isla Shikoku es un escape de la vida convulsionada en la ciudad. Esta isla también es considerada un lugar sagrado porque muchos peregrinos se adentran en el bosque para hacer la ruta de Shikoku (o peregrinaje de Shikoku), el famoso recorrido por los 88 templos que están repartidos por toda la isla.

Viajar a Japón: tierra de contrastes

La encantadora Isla Shikoku tiene bosques de bambú, montañas, puentes colgantes, cascadas y playas. Es el lugar perfecto para relajarse y echarle un vistazo al Japón antiguo que no goza de tanto desarrollo en infraestructura pero que ofrece un paisaje insuperable, autentico y místico.

Volcán Aogashima 

Es la isla más aislada del archipiélago de Izu, se encuentra en el Mar de Filipinas bajo la administración de Tokio. La isla en sí misma es un volcán pero cuenta con un segundo volcán más pequeño en el centro. La isla es el pueblo menos poblado de Japón. Se puede acceder a ella por medio por barco o helicóptero. Sin embargo es un lugar difícil para anclar debido a la característica volcánica de la isla.

Viajar a Japón: tierra de contrastes

Si piensas visitar esta isla tan peculiar, podrás disfrutar de aguas termales, que permanecen intactas durante todo el año. Además, puedes hacer senderismo alrededor del volcán y visitar la planta de producción de sal. En el pueblo hay bares, saunas, zonas de camping y restaurantes que están equipados para recibir turistas.

Viajar a Japón: tierra de contrastes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *